PROYECTO ARQUITECTÓNICO SANTA MARÍA DEL MAR

El pasado miércoles 12 de diciembre de 2013 se dio el anuncio oficial del concurso arquitectónico de Santa María del Mar, el comité técnico conformado para llevar a cabo el concurso y hacer cumplir el reglamento del mismo, se dio a la tarea de invitar a 28 despachos de toda la república, a dicho concurso.

Después de casi 6 meses de trabajo por parte de los arquitectos y del comité técnico. Se reunió el jurado conformado para este concurso en el que se encontraba el nuncio apostólico del Papa en México Mons. Crhitophe Pierre y el obispo de nuestra prelatura Mons. Pedro Pablo.

Después de 3 días de trabajo intenso del jurado y de haber calificado cada uno de los 13 proyectos finalistas presentados para el concurso, el jurado otorgó la victoria al despacho “Arqtell”

Gabriel Téllez, radica en Cancún desde 1985, participó en el Primer Plan Maestro del Corredor Cancún-Tulum, lideró el equipo del despacho Arqtell, que integraron Teresa García y Eric Alcalá (de Illch Disegno), así como César y Mario Téllez, a cuyo proyecto se le bautizó como Moisés.

“Durante varios meses de trabajo vimos una serie de conceptos, valoramos los más trascendentales, después a Tere y Eric se les ocurrió la brillante idea de usar popotes, empezamos a jugar con ellos y realmente de ahí surgió la propuesta de utilizar prismas hexagonales de concreto prefabricado como material principal”, detalló Téllez.

Explica que en el diseño de una edificación religiosa hay varias directrices: la esencia es la función, la segunda es la espiritualidad y la tercera es la experimentación entre lo histórico y lo contemporáneo. “A la hora de diseñar tomamos en cuenta que en los momentos de reflexión el ser humano mira al cielo, dentro de un edificio no tienes esa cualidad pero la buscamos con la apertura del edificio, que permite ver la laguna y el cielo desde diversas perspectivas”, refiere Eric Alcalá.

“Buscamos de una manera simbólica tener muchos elementos religiosos, como el bautisterio y el presbiterio, que en la antigüedad se pretendía que fuera una ventana hacia el sol naciente”, agrega Tere García.

Como un plus del diseño, la característica de prefabricación individual de los prismas permite que una persona pueda donar sólo un prisma o varios, de acuerdo a su presupuesto, a lo que se suma que este proceso constructivo es relativamente menos costoso.

imagenes de santamaria del mar
Ver láminas completas del proyecto